ADHESION CAMPAÑA MUNDIAL

lunes, 23 de mayo de 2011

IV JORNADAS DIÁLOGO ENTRE CULTURAS
Los Pueblos despiertan, las culturas convergen

Sábado 11 de Junio de 2011 – 18.00 h. en el Parque San Telmo
Soy canari@, provengo de una cultura que miraba al mar con ojos limpios, de corazón valiente, que creía que la libertad valía la pena… su origen es bereber, su nombre: guanche.

Pero también soy judí@, mis ancestros moraban escondidos o exiliados, perseguidos por defender su fe, supervivientes como el ave fénix que resurge de sus cenizas.

Y soy árabe, dignos hasta en la adversidad. Constructores de un puente entre tres culturas, primeros en demostrar al mundo que eso era posible.

Soy el eco de pueblos antiguos: fenicios, griegos, tartessos, íberos, celtas, cartagineses, romanos…

Y soy african@, de piel negra azabache, de mirada profunda… obligad@ a dejar mi familia, mi hogar. Mía es la fuerza y la alegría del que conviviendo con la muerte, sabe apreciar la vida.

Y en mi historia más reciente, soy american@, de trato cálido y sabiduría ancestral; soy de cada uno de los países que acogieron y ayudaron a aquellos que emigraron, a forjar un futuro mejor.

Y soy hindú, y soy chin@… soy de cada pueblo que ha llegado y me ha aportado, que enriquecen cada día mi espíritu y mi mirada.

Soy canari@ y si los padres y los padres de mis padres se continúan en mí, entonces soy el crisol de miles de años y de múltiples culturas. Y reconozco en el otro mi propio rostro.

Y sin embargo… nos hemos aislado, hemos escuchado a aquellos que incentivaban las diferencias olvidando nuestra propia historia, no alcanzamos a comprender que todos somos lo mismo, a descubrir aquello que a todos nos une.

Todos nacemos, amamos, sufrimos, nos esperanzamos, envejecemos, morimos… y durante todo ese proceso, nos sentimos tan solos como individuos que no alcanzamos a ver que hay una fuerza que nos conecta entre sí, entre nosotros. Hay una fuerza que tiene una dirección; hay una fuerza que nos muestra que somos más grandes de lo qué creemos. Nos sentimos aplastados por lo cotidiano, por las necesidades. Y al final nos miramos al espejo y decimos claro, somos unos infelices. No somos unos infelices. No somos hormigas. No somos un número estadístico. Somos un ser extraño, un ser que se levantó un día en dos patas aspirando al cielo. Y que no ha terminado su destino… y ese destino dependerá de lo que cada uno de nosotros hagamos.

Dependerá de cómo trates a tu hijo, de cómo mires a tu vecino, de que aprendas a resistir la violencia que hay en ti y fuera de ti. De tratar al otro como te gustaría ser tratado. De recuperar la verdadera solidaridad que algunos han deteriorado. De que no veas al otro como un competidor, porque ni tú ni él son responsables de este sistema inhumano y mucho menos de la crisis que otros han creado. De que recuperes tu esperanza y tu fe y aquello que siempre te ha movido en la mejor dirección y de que no olvides compartirlo con otros.

Si miles de miradas crean el mundo, miles de miradas diferentes crearán un mundo diferente.

Al tiempo que este sistema se derrumba, una nueva sensibilidad está surgiendo y llegará el momento, de que un nuevo ser humano, formado por lo mejor de nosotros y de todos aquellos que nos han precedido, pueda al fin liberarse.

Pero antes, construyamos juntos los peldaños…


MOVIMIENTO INDIGNAD@S 15 M
Parque San Telmo Cacerolada
 

¡Estamos Indignad@s!

Nosotros los desempleados, los mal remunerados, los subcontratados, los precarios, los jóvenes… queremos un cambio y un futuro digno. Estamos hartos de reformas antisociales, de que nos dejen en el paro, de que los bancos que han provocado la crisis nos suban las hipotecas o se queden con nuestras viviendas, de que nos impongan leyes que limitan nuestra libertad en beneficio de los poderosos. Acusamos a los poderes políticos y económicos de nuestra precaria situación y exigimos un cambio de rumbo.